Tebas eterna

A lo largo de ocho campañas en el Templo de Millones de Años de Tutmosis III en el West Bank de Luxor, la misión arqueológica hispano-egipcia, dirigida, por la Dra. Myriam Seco ha llevado a término importantes descubrimientos, entre los que destacan: joyas de oro junto a otros hermosos objetos procedentes de ajuares funerarios, depósitos de fundación, partes de estatuas y de estelas, dinteles y numerosos fragmentos de arenisca y caliza que muestran bellos relieves, algunos de ellos policromados, e interesantes inscripciones.

La exposición se ha inaugurado el día 12 de diciembre de 2015 coincidiendo con la celebración del 40 aniversario de la apertura del Museo de Luxor. La ceremonia de inauguración ha contado con la presencia de la Dra. Elham Salah el Din, directora del departamento de Museos del Ministerio de Antigüedades Egipcias, el Dr. Mahmoud Afifi, director del departamento de Antigüedades Faraónicas, el Dr. Sultan Eid, director territorial de Antigüedades de Luxor, la Dr. Sanaa Ahmed Ali, directora del Museo de Luxor, y autoridades políticas del ámbito local. La muestra exhibe algunas de las piezas especiales más relevantes hasta ahora encontradas en el citado yacimiento.

La Dra. Myriam Seco ha realizado una visita guiada en la que ha explicado las particularidades de las distintas piezas y aspectos relacionados con su hallazgo.

Esta exposición está dividida en tres ámbitos que corresponden a otros tantos momentos históricos: tumbas del Imperio Medio, templo de Millones de Años de Tutmosis III y conjunto arquitectónico de la época de Ramsés II. Entre los objetos expuestos, el visitante podrá contemplar la parte inferior de una hermosa estatua del rey, dos dinteles con relieves e inscripciones de un sacerdote que ocupó el máximo rango religioso del templo, dos fragmentos decorativos del templo, materiales procedentes de un depósito de fundación, modelos de madera procedentes de tumbas, cuchillos y manos de marfil que tenían una simbología mágica de protección, una hermosa figurilla de fertilidad y las conocidas como “joyas de la dama”, un conjunto formado por una gran concha y dos pulseras de oro; un cilindro de oro y amatista así como dos deterioradas tobilleras de plata.

Al margen de presentar piezas de gran belleza y valor o de importancia histórica, uno de los objetivos prioritarios de los organizadores es demostrar la enorme riqueza arqueológica que contiene este yacimiento, con una necrópolis de la dinastía XII, un templo de la dinastía XVIII y un complejo arquitectónico de la dinastía XIX. En conjunto, más de medio millar de años separan los materiales más antiguos de los más recientes, lo cual permite al visitante hacerse una idea del su potencial arqueológico e histórico.

A partir del día 12 de diciembre estas piezas podrán ser contempladas por todos aquellos visitantes y turistas que quieran disfrutar de la magnífica colección que se exhibe en el Museo de Luxor.