Conservación restauración

Uno de los objetivos más importantes del proyecto, ya desde su inicio en 2008, es la conservación y restauración de las estructuras y materiales del templo.

La mayoría de las estructuras que forman la base y delimitan las diferentes partes del edificio fueron construidas con adobe, aprovechando la roca natural para crear los diferentes niveles de las terrazas y los muros de contención, así como los muros perimetrales, rampas y pilonos. Las terrazas y accesos fueron pavimentados en piedra caliza y también fueron erigidas en piedra las principales partes del templo.


El largo expolio, el olvido, las excavaciones arqueológicas de los años 30 y la acción de erosión del clima desértico durante este tiempo dejaron el templo en la situación previa a la actual intervención.

Para poder conservar lo que queda del templo, estamos creando una capa protectora que asegure la conservación de las estructuras más débiles; las realizadas con adobes, barro y paja. Este proceso se lleva a término a la vez que se desarrolla la investigación arqueológica y arquitectónica del edificio. Ello permitirá comprender mejor y admirar su proceso constructivo.

restauracion_p_03restauracion_p_04restauracion_p_01restauracion_p_02

Esta capa protectora se basa en la reconstrucción de estructuras mediante la misma técnica y materiales que presentan las estructuras originales a conservar. La reversibilidad de la intervención se garantiza a través de la intrusión de una malla estable y no degradable en el tiempo, entre los materiales antiguo y moderno. Ello nos acerca al aspecto que debían tener rampas de acceso, muros de contención y estancias construidas con estos materiales peribles. Además evidencia detalles constructivos, planteamientos arquitectónicos, cimentaciones de estructuras complejas, reformas y añadidos durante las diferentes fases históricas del edificio: su creación, su uso, sus transformaciones, su destrucción y su expolio para la reutilización de la piedra.

Los materiales hallados hasta el momento consisten en bloques y fragmentos de caliza y arenisca de diversos tamaños correspondientes a los muros del templo. En menor cuantía también han sido encontrados fragmentos de granito rosa, granito negro y cuarcita que eran parte de las estatuas y estelas. Otros materiales tratados son objetos de madera y cerámica. Excluyendo el estado de fragmentación que presentan los materiales, el estado de conservación de relieves, huecograbados y policromías es bueno en la mayoría de las piezas.

restauracion_p_05restauracion_p_06restauracion_p_07restauracion_p_08

Hoy en día se están realizando trabajos de limpieza, consolación y unión de piezas. En muchos casos se consigue completar bloques, puesto que uno de los objetivos, además de garantizar la estabilidad y conservación de las piezas, es recuperar la decoración de las capillas del templo.